¿Qué necesitamos para parir?

Intimidad, penumbra, calor, agua, caricias, ternura, respeto... Amor, mucho Amor.


Miradas cómplices y testigos amables del momento transcendental que supone recibir a un nuevo ser al mundo.


Es increíble, casi indescriptible, poder participar en este escenario. Como espectadora, como facilitadora de este trance, de este rito de vida.


Ensalzar a los protagonistas del parto, la pareja perfecta, mamá y bebé. Que en muchas ocasiones disfrutan de una compañía perfecta que los sostiene y los ama, papá.


Agradecida, siempre agradecida por la confianza depositada en mi y emocionada de disfrutar de la maravilla de ese regalo, nacimiento de la vida.


Una mujer lo tiene TODO, necesita que el entorno la respete y la cuide, la observe y la admire, contemple que es un volcán en erupción, que puede con todo, es capaz de crear y dar a luz por ella misma, simplemente hay que permitírselo, parar y contemplar el gran y bello espectáculo del nacimiento de una vida. Bienvenida.




25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo