FEMINISMO MATERNAL


8 de Marzo. Un DÍA MÁS para visibilizar el poder y el privilegio de SER MUJER.


Hoy quiero reivindicar la figura de las mujeres que decidimos y honramos nuestra condición de SER MADRES.


Ensalzo el espacio para amarnos, para reencontrarnos, escucharnos, descubrirnos y así poder decidir libremente NOSOTRAS MISMAS qué consideramos que es la mejor opción en cada momento para nosotras como mujeres y madres, así como para y por nuestras criaturas y familias.


Nadie sabe mejor que nosotras cómo y cuando decidimos ser madres, qué opciones deseamos para el nacimiento y crianza de nuestr@s hij@s. Nadie sabe mejor que nosotras cómo PARIR.


Tener la opción de elegir, poder cambiar o no de opinión. SER NOSOTRAS LAS PROTAGONISTAS DE NUESTRA HISTORIA.


Que no está reñido ser madres y mostrarnos al Mundo, lo que sí es necesario es el respeto profundo hacia el transitar de cada mujer en su proceso de vida, de transformación, embarazo, parto, posparto, exterogestación, crianza, amamantamiento... Que este proceso es vital, profundo y privilegiado; puede ser duro y a la vez extremadamente dulce y saboreado.


No dejemos que nos etiqueten. Porque las etiquetas no existen, son irreales, son ignorantes. No podemos pasar de ser mujeres florero, a convertirnos en mujeres vasija. Si nos dicen lo que tenemos que hacer en cada momento, sea una opción u otra, están coartando nuestra libertad. Para ganar en libertad, tenemos que reconocernos, cuidarnos y amarnos a nosotras mismas.


Opciones, espacio, respeto, acompañamiento, libertad femenina.


Feminidad cíclica, con luces y sombras, poder y vida, mucha VIDA, llena de AMOR, ENTREGA, ACCIÓN Y ESPERANZA.


Una mujer puede decidir ser o no ser madre, pero aquellas que decidimos ser madres, sí o sí, somos mujeres.


Visibilicemos la maternidad como un privilegio y actuemos en consecuencia. Oportunidad única de transformación, autoconocimiento, sanación y crecimiento.




14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo